La Argentina Manuscrita

Dedicatoria

A don , el bueno, mi Señor; Duque de Medina Sidonia, Conde de Niebla, etcétera

Aunque el discurso de largos años suele causar las más veces en la memoria de los hombres mudanzas y olvido de las obligaciones pasadas, no se podrá decir semejante razón de , mi padre, hijo de , mi abuelo, vecino de Jerez de la Frontera, antiguo servidor de esa ilustrísima casa, en la cual, habiéndose mi padre criado desde su niñez hasta los 22 años de su edad, sirvió de paje y secretario del Excelentísimo señor don Juan Alarcón de Guzmán, y mi señora la Duquesa doña , dignísimos abuelos de vuestra Excelencia, de donde el año de 1540 pasó a las con el Adelantado , su tío, gobernador del , a quien sucediendo las cosas más adversas que favorables, fue preso y llevado a España, quedando mi padre en esta provincia donde fue forzoso asentar casa, tomando estado de matrimonio con doña , mi madre, hija del gobernador .

Y continuando el real servicio, al cabo de 50 años falleció de esta vida, dejándome con la misma obligación como a primogénito suyo, la cual de mi parte siempre he tenido presente, en el reconocimiento y digno respeto de su memorable fama. De donde vine a tomar atrevimiento de ofrecer a Vuestra Excelencia este humilde y pequeño libro, que compuse en medio de las vigilias de mi profesión, sirviendo a Su Majestad desde mi puericia hasta ahora.

Y puesto que el tratado es de cosas menores, y falto de toda erudición y elegancia, al fin es materia que toca a nuestros

Proyecto mantenido por hdcaicyt


Adobe Photoshop CC (Windows)

2020 La Argentina Manuscrita. CC BY 4.0